Bienvenidos

Porque de Él y para Él son todas las cosas.

Estudios Bíblicos

Notas breves sobre algunos estudios bíblicos.

Devocionales

Encuentra devocionales que edificarán tu vida.

viernes, 14 de abril de 2017

La literatura apocalíptica


¿Has escuchado sobre la "literatura apocalíptica? Posiblemente si. Cuando escuchamos la palabra "apocalipsis", pensamos en el último libro de la Biblia. Nuestra mente se llena de imágenes de desolación y de victoria. Sin embargo, el libro de Apocalipsis es sólo un libro de la literatura apocalíptica.

Friedrich Lücke reconoció la literatura apocalíptica como una clase distinta en el siglo XIX. Sin embargo, poco se ha hecho en analizar las formas del género. De modo que la mayoría de cristianos, nos quedamos con Apocalipsis, como el único libro apocalíptico. 

Pero como señala Piccardo: "Dentro del canon cristiano, la literatura apocalíptica está representada fundamentalmente por dos libros: Daniel y Apocalipsis. Sin embargo, podemos encontrar muchos pasajes o porciones tanto en el A.T. como en el N. T. que usan este género apocalíptico. Además, tanto el período intertestamentario como el cristiano subsiguiente fueron ricos en la producción de material con este género de literatura." [1]

Aparte de Daniel y Apocalipsis, encontramos referencias apocalípticas en Joel, Ezequiel y otros libros. Sin embargo el espectro de la literatura apocalíptica es más amplio. 

En el CBMHT, encontramos el siguiente aporte "Hay dos divisiones en este género: un apocalipsis con viaje al otro mundo y un apocalipsis histórico que no incluye un viaje al mundo sobrenatural. Ejemplos de libros apocalípticos judíos del primer subgénero son 1 Enoc 1–36, 2 Enoc y 3 Baruc. Los libros canónicos (Apocalipsis del NT y Daniel del AT) son ejemplos del subgénero apocalíptico histórico. La función de este género literario es proveer una visión del mundo que consuela a la comunidad de fe en tiempos de crisis y opresión. Su revelación de la voluntad de Dios y su última victoria apoyan a la gente a mantenerse fiel bajo la autoridad divina que es más grande que la autoridad opresiva que se les opone." [2]

Sobre esta divisiones presentadas habría mucho que decir, ya que si bien es cierto que los libros apócrifos o pseudoepigráficos como 1 Enoc, 2 Enoc, etc., poseen más elementos místicos, tampoco pueden ser excluidos del sentido histórico. 

Acercarse a la literatura apocalíptica requiere que conozcamos algunos términos claves. En el libro "Interpreting Apocalyptic Literature", encontramos varios términos relacionados:

"Apocalipsis: Es un género de literatura reveladora establecido en un marco narrativo.

Apocalipticismo: Es la mentalidad, o visión del mundo, asociada con grupos que producen apocalipsis. Tiene que ver especialmente con las expectativas y creencias escatológicas de tales comunidades

Literatura apocalíptica: Es la expresión escrita de los énfasis que caracterizan a las comunidades apocalípticas, que se encuentran en composiciones autónomas conocidas como apocalipsis o en secciones de material asimiladas a otros géneros de la literatura.

Escatología apocalíptica, es una forma distintiva de escatología que refleja las características encontradas en los apocalipsis, tales como descripciones vívidas del juicio final o reivindicación de los justos

Discurso apocalíptico, se refiere a las características literarias, ideológicas y sociales del lenguaje apocalíptico.

Proto-apocalíptico, es una forma incipiente de ideas apocalípticas que anticipan lo que se encuentra en los apocalipsis posteriores, donde tales ideas se dan una expresión más completa"[3] 

Identificar la diferencia entre estos términos nos ayudará a acercarnos a la literatura apocalíptica. De modo que veremos que varios libros del canon están relacionados en algunas de sus porciones a uno o varios de estos términos.

En un próximo post, veremos más sobre la literatura apocalíptica. 





[1]Piccardo, H. R. (2006). Introducción al cuerpo epistolar del Nuevo Testamento: Tomo 3 (p. 256). Buenos Aires, Argentina: Ediciones del centro.

[2]Carro, D., Poe, J. T., Zorzoli, R. O., & Editorial Mundo Hispano (El Paso, T. . (1993–). Comentario bı́blico mundo hispano Proverbios-Cantares (1. ed.). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

[3] Taylor A. Richard, Interpreting Apocalyptic Literature: An Exegetical Handbook (p. 36)

jueves, 13 de abril de 2017

Y ahora ¿qué hago con la música de JAR?



Luego de las situaciones que han acontecido respecto al cantante Jesús Adrian Romero, surge una pregunta, ¿qué hago con la música de JAR?. Es una pregunta sincera y que debe ser respondida. 

Actualmente, vemos que muchos cantantes o pastores cristianos han abandonado la ortodoxia bíblica, de modo que han caído en situaciones ajenas o contrarias a las Escrituras. Tal es el caso de JAR y otros cantantes. Pero, cuando escuchamos sus canciones, no encontramos evidencia alguna de sus posiciones teológicamente extraviadas, y esto nos lleva a preguntarnos ¿seguimos cantado o escuchando la música de estos personajes? Antes de responder, consideremos los siguientes aspectos:

1. ¿Qué dice la canción?
Si, lo primero que debemos observar es que dice la canción y qué relación tiene con las Escrituras. ¿Está sustentada en las Escrituras? ¿Hay argumentos bíblicos en dicha canción o es sólo "poesía"? Por ejemplo:


En una de sus canciones JAR, escribe:

"Él es el rey, el es el rey 
Reina con autoridad 
Su reino entero es 
Su trono el cielo es 
Él es el rey de reyes 
Su pueblo a llevar ". 
¿Bíblico? Si. ¿Repetitivo? Si. ¿Dispensacionalista? Si, lo que hará que otros cristianos seguidores de otras escuelas escatológicas no les parezca interesante. Pero sigue siendo bíblica. 

Ahora, veamos otra canción:
"Que huyan los fantasmas, que reine en mí la calma 
Que corra en mí tu amor como un río 
Que llegue a los rincones profundos de mi alma 
Que inunde de tu paz todo mi interior
¿Bíblico? No. Es más aún puedo estar hablando de mi pareja sentimental, etc. No hay sustento bíblico sino más bien poético y bizarro a la vez.  

2. ¿La canción glorifica a Dios?
Debemos considerar si la canción habla de Dios y de sus atributos, de su gloria, de su poder. Ya que hay canciones que hablan sobre el diablo, sobre arrebatar, sobre la familia, sobre caminar, etc y aún así muchos cristianos las subrayan de "alabanzas a Dios". 

3. ¿La canción me insta a vivir para Dios?
Hay canciones que nos motivan a vivir para nuestros deleites y que aún así Dios nos amará, etc. Las canciones bíblicas deben orientarnos a vivir para la gloria de Dios, a exaltarle únicamente a Él.

4. El cantante y su testimonio cristiano. Si bien es cierto que todos estamos luchando con el pecado de alguna manera u otra, debemos procurar vivir según los fundamentos bíblicos. Sin embargo, hay cantantes que en busca de fama, han hecho alianzas con Roma o con grupos liberales, y tales decisiones nos dicen que no saben de lo que cantan.

Con base a las anteriores aspectos, podemos deducir que hacer con la música de JAR y otros. Muchas canciones de estos personajes, son banalidades poéticas que no aportan nada para nuestra edificación y el conocimiento de la palabra de Dios. Son comida chatarra, que tienen buen sabor (buen ritmo y letras pegadizas) pero que no aportan nada para nuestro crecimiento espiritual.

Algunas recomendaciones musicales que podría ofrecer son:






En fin, hay buenos solistas y grupos musicales cristianos cuyas letras son de edificación. El ritmo, es otro tema (*), sin embargo lo más importante es evaluar qué nos dicen las canciones y también el testimonio y posición teológica del cantante. 

¡Alabemos a nuestro Dios!
¡Alabémoslo todos juntos,
pues somos su pueblo fiel!
¡Cantémosle un cántico nuevo!
(Sal. 149:1 TLA)



(*) Hay ritmos que instan a la violencia u otro tipo de actitudes. También se debe discernir en este asunto.

viernes, 7 de abril de 2017

Meditaciones en el evangelio según Marcos: "Jesús y los demonios"(1)


Entraron en Capernaúm; y enseguida, en el día de reposo entrando Jesús en la sinagoga comenzó a enseñar. Y se admiraban de su enseñanza; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Y he aquí estaba en la sinagoga de ellos un hombre con un espíritu inmundo, el cual comenzó a gritar, diciendo: ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres: el Santo de Dios. Jesús lo reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! Entonces el espíritu inmundo, causándole convulsiones, gritó a gran voz y salió de él. Y todos se asombraron de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¡Una enseñanza nueva con autoridad! El manda aun a los espíritus inmundos y le obedecen. Y enseguida su fama se extendió por todas partes, por toda la región alrededor de Galilea. (Marcos 1:21-28 LBLA)
Luego de llamar a sus primeros discípulos a ser pescadores de hombres, Jesús se dirige con ellos a Capernaum. Marcos específica que fue en el Sabat que Jesús (como todo judío) llega a la sinagoga. 
La sinagoga, era una estructura central para la religión judaísmo, tanto para los asuntos de devoción como para asuntos judiciales y cívicos.

En la sinagoga, los servicios se enfocaban en la oración, la lectura y la exposición del Antiguo Testamento. Es en este lugar donde Jesús se encuentra con un hombre endemoniado, "una presencia que va en contra de todos los esfuerzos de separación y santidad que ha trazado (está trazando) el rabinismo, a partir de los principios recogidos en el código legal antiguo de Levíticos 16. Ciertamente, las autoridades judías no parecen saber que es un impuro, si pudieran reconocerlo, si supieran que dentro de la misma sinagoga se esconde un hombre endemoniado" [1]

Pero, para Jesús este hombre endemoniado no pasa desapercibido. Ni tampoco el espíritu maligno pasa inadvertida la presencia de Jesús.
De modo que, el hombre grita lo siguiente:
  • ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret=
  • ¿Has venido a destruirnos?
  • Yo sé quién eres: el Santo de Dios.
Estas tres expresiones, muestran algunos aspectos muy interesantes:
a) El terror y el reconocimiento del poder de Jesús por parte de los demonios.
b) Los demonios conocen que hay un castigo eterno preparado para ellos. Ladd, comenta: "En el judaísmo, la destrucción de los poderes satánicos se esperaba al final del siglo cuando llegara el Reino de Dios. El demonio reconoce en Jesús un poder sobrenatural que es capaz de aplastar al poder satánico en cualquier tiempo y lugar" [2]

En el próximo post, veremos cuál fue la reacción de Jesús y la multitud ante este suceso. 

[1] Comentario al evangelio de Marcos, Xabier Pikaza
[2] Teología del Nuevo Testamento, George E. Ladd

martes, 4 de abril de 2017

Review: How to Understand and Apply the New Testament: Twelve Steps from Exegesis to Theology


  • Hardcover: 432 pages
  • Publisher: P & R Publishing (March 31, 2017)
  • Language: English
  • ISBN-10: 1629952486
  • ISBN-13: 978-1629952482

I am a follower of Naselli's blog and I love the resources he shares. I have read his book "Consciousness", which was and is an excellent book. But when I saw this book, I recognized that it is and will be a great tool for every New Testament student. The structure of the book is very good, Naselli offers a pleasant reading, serious and academic (but accessible to any christian). In addition, at the end of each chapter we find bibliographies to further advance our study, as some examples that help us to appropriate more of the content.

But who is the author?
Andy Naselli (PhD, Bob Jones University; PhD, Trinity Evangelical Divinity School) is Assistant Professor of New Testament and Theology at Bethlehem College & Seminary in Minneapolis and an elder of Bethlehem Baptist Church. He blogs at AndyNaselli.com, and you can follow him on Twitter @AndyNaselli.

What is this book about?
The book covers twelve steps in the exegetical and theological process. The first eight chapters cover the following areas: 
  • Genre
  • Textual Criticism
  • Translation
  • Greek Grammar
  • Argument Diagram
  • Historical-Cultural Context
  • Literary Context
  • Word Studies
The other chapters cover:
  • Biblical Theology, 
  • Historical Theology, 
  • Systematic Theology, 
  • Practical Theology
Naselli first approaches the exegetical process, the study of the biblical text. Using all available tools. Possibly some reader does not have knowledge of Greek, but that will not be an obstacle to learn about the study of words or textual criticism. After the study of the biblical text, we find what develops from the study. Biblical theology, helps us to see how the text is related to the whole book and the canon of the New Testament. Going through the historical development interpretive of the text, doctrines derived in a systematic way and the application of this text to personal life and to the church.

No doubt this book will be a great contribution to the students of the Bible. I dream that someday this book may be available in Spanish.

Thanks to P & R Publishing, for the copy of the book to review.

miércoles, 29 de marzo de 2017

¿Qué es peor? ¿Agregarle o quitarle a las Escrituras? (Mateo 18:11)



En estas últimas semanas he visto algunos comentarios negativos en contra de otras versiones de las Escrituras. Son etiquetadas como "ajenas", "falsas" o "incompletas". Quienes así piensan hablan sin conocimiento. 

Con base a lo anterior, les comparto un breve artículo de William D. [Bill] Mounce,quien es presidente de BiblicalTraining.org, un ministerio que crea y distribuye cursos educativos de clase mundial sin costo alguno: 

"Me preguntaron por qué todas las traducciones modernas "omitieron" Mateo 18:11. "Porque el Hijo del hombre ha venido a salvar lo que se había perdido" (RV).
La forma de la pregunta delata el problema de fondo, la gente piensa que las traducciones modernas omiten versos en lugar que otras traducciones añaden versos.
Probablemente hay dos razones para esta suposición. Una es que el versículo está en la KJV. El segundo es que en las traducciones modernas se omite el número del versículo.
La primera Biblia que tuvo números en verso fue la Biblia de Ginebra (1557). Los números de versículos permitieron a los lectores hacer referencias cruzadas (véase Wikipedia).
Esto fue 54 años antes de la KJV; Pero al igual que el KJV, la Biblia de Ginebra se basó en el Texto Recibido (TR) que tiene tal versículo.
Por cada canon de la crítica textual, sabemos que este versículo fue añadido siglos después de que Mateo lo escribió.

1. Sabemos que la tendencia general de los escribas era añadir, no restar.
2. El TR representa la familia textual conocida por adiciones.
3. Los mejores manuscritos griegos, que son siglos más antiguos que el TR, no tienen el verso (ℵ, B, L *, Q *, ƒ1, ƒ13).
4. Sabemos que una de las tendencias de los escribas era armonizar las historias del Evangelio, por lo que no es sorprendente que algún escriba trajera Lucas 19:10 en Mateo 18. Por eso la nota de la NVI dice: "Algunos manuscritos incluyen aquí las palabras de Lucas 19:10).
5. Es fácil ver por qué el versículo habría sido añadido. Es difícil ver por qué habría sido omitido. (Ésta es la regla crítica del texto de la lectura "más difícil".)
Sé que hay mucha emoción en algunos lugares hoy sobre "omitir versos". Pero piensa en esto:
1. Lucas 19:10 está en todas las Biblias modernas, y por lo tanto es verdad que "el Hijo del Hombre vino a buscar ya salvar a los perdidos" (NVI). Si quieres hacer este punto en tu teología, predicación y enseñanza, entonces cita el versículo que está en todas las Biblias.
2. La maldición de Apocalipsis acerca de quitar algo del rollo (Ap 22:19) incluye la maldición previa de añadirle (Apocalipsis 22:18)." [1]

Por el artículo del profesor Bill Mounce, concluímos que las nuevas versiones de la Biblia omiten Mateo 18:11, no porque sean versiones falsas, sino porque no están basadas en el Texto Recibido (TR) como la versión RVR60 que es muy familiar a la KJV.

Realicé una búsqueda de Mateo 18:11, en otras versiones y esto fue lo que encontré:

La Biblia de las Américas (LBLA)
[a]Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido.
Incluye la siguiente nota al pie de página:
Mateo 18:11 La mayoría de los mss. antiguos no incluyen este vers.

Dios Habla Hoy (DHH): Omite Mateo 18:11 

Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)
[a]Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido.
Al igual que la LBLA, incluye una nota al pie de página:
Mateo 18:11 La mayoría de los mss. antiguos no incluyen este vers.

La Nueva Traducción Viviente (NTV): Omite Mat. 18:11
La Nueva Versión Internacional (NVI): Omite Mat. 18:11

La omisión de dicho texto en algunas versiones modernas, puede ocasionar asombro y señalamientos sin fundamentos, pero hay que investigar a que se debe. Personalmente, me quedo con la versión LBLA, ya que incluye el texto de Mat. 18:11, pero hace la debida aclaración en la nota al pie de página.


[1] Artículo tomado de http://zondervanacademic.com/blog/what-is-worse-removing-from-scripture-or-adding-to-scripture-matt-1811-mondays-with-mounce-277/ , traducción propia, consultado el día 28 de Marzo de 2017, Zondervan Academic

martes, 28 de marzo de 2017

Inicio la travesía con el griego koiné

Varias veces he intentado aprender griego koiné, pero todas esas veces me he sentido abrumado o quizás atemorizado de aprender una lengua un tanto compleja.

Pero, leyendo el libro "How to Understand and Apply the New Testament: Twelve Steps from Exegesis to Theology" escrito por Andy Naselli (del cual hablaré más adelante, y que desde ya puedo decir que se trata de unos libros que ojala exista en Español) me he visto confrontado una vez más a estudiar griego koiné.


Llevará tiempo pero valdrá la pena. Así que de vez en cuando estaré publicando algunos posts relacionados al griego koiné y que sin duda serán de interés de ustedes.