Bienvenidos

Porque de Él y para Él son todas las cosas.

Estudios Bíblicos

Notas breves sobre algunos estudios bíblicos.

Devocionales

Encuentra devocionales que edificarán tu vida.

sábado, 22 de julio de 2017

El evangelio mundano


El Evangelio de la Prosperidad es un movimiento teológico conservador de rápido crecimiento, frecuentemente asociado con el pentecostalismo, el evangelicalismo y el cristianismo carismático que enfatiza la capacidad de los creyentes para trascender la pobreza y / o la enfermedad a través de la devoción y la confesión positiva.

La confesión positiva incluye declarar (decretar), visualizar, apropiarse de..., dichos elementos son muy populares no sólo en la teología de la prosperidad. El movimiento "New Age", influenciado por diversas escuelas espirituales orientales, también utiliza la confesión positiva. Posiblemente estos maestros del evangelio de la prosperidad, fueron influenciados por este movimiento. Actualmente el evangelio de la prosperidad tiene muchos seguidores.

Un sondeo realizado en los EE.UU. en 2006 entre cristianos, produjo las siguientes estadísticas:
"El 17% de los cristianos encuestados dijeron que se consideraban parte de ese movimiento, mientras que un 61% creía que Dios quería que la gente fuera próspera. Y el 31%, un porcentaje mucho mayor que el de los pentecostales en Estados Unidos, acordó que si entregas tu dinero a Dios, Dios te bendecirá con más dinero "(Time, 10 de septiembre de 2006).
La popularidad de este movimiento radica en que acercan a Dios a las personas, de una manera poco convencional y para nada bíblica. El slogan, de este evangelio bien podría ser: "Dios quiere que seas rico, sano y feliz, y hará todo lo posible para cumplir ese propósito"

Como bien señala David Jones, el evangelio de la prosperidad es tan atractivo ya "que satisface los deseos del corazón humano caído. Promete mucho, pero requiere poco. Se adapta a la carne."[1]

El evangelio de la prosperidad es mundano. 

Si, se que parece una expresión tajante, pero no es inapropiada. Éste evangelio, lo único que promueve es un acercamiento a las cosas de este mundo, a la satisfacción personal. Y lo único que se debe hacer es darle dinero a Dios, declarar, visualizar, etc. 
Los maestros de la prosperidad, hacen de Dios, una caricatura servil. Una caricatura, que lo único que desea es cumplir nuestros deseos y sueños porque está tan enamorado de nosotros. 


Razones para llamar mundano al evangelio de la prosperidad

  • Enseñan con denuedo únicamente a cómo llegar de aquí (falta de riqueza material, problemas, enfermedad) a allá (una abundancia de riqueza material, soluciones, cuerpos sanos). 
  • El evangelio de la prosperidad enseña que si usted hace X, Y, y Z (uno de ellos suele implicar el envío de dinero a un tele-evangelista) entonces obtendrá más a cambio (un concepto que llaman "siembra"). Este paradigma muestra el favor de Dios como algo que usted hace, en vez de algo que usted recibe libremente por la gracia de Dios solamente.
  • Promueve uno de los pecados mayormente condenados en las Escrituras: la codicia. 
  • El evangelio de la prosperidad pervierte el propósito de Dios en la bendición material. Tener y tener más, se convierte en el único fin de la vida cristiana. Declarar abundancia y super-abundancia es la teología central del evangelio de la prosperidad.

Por lo antes expuesto, podemos decir con certeza: El evangelio de la prosperidad es mundano.




[1] The prosperity gospel in my own heart, David Jones (https://www.9marks.org/article/journalprosperity-gospel-my-own-heart/)


domingo, 16 de julio de 2017

¿Pablo o Saulo?: Identificando al apóstol


Cuando leemos el Nuevo Testamento, especialmente las cartas del apóstol Pablo y el libro de los Hechos, nos encontramos con un detalle muy interesante. 

Hasta el capítulo 13:9 de Hechos, Pablo es llamado Saulo. ¿Por qué ocurrió ese cambio? Algunos se han atrevido a decir que se trata de un sobrenombre o un cambio de nombre, pero en realidad el asunto no es tan simple. 

De acuerdo a las Escrituras, el apóstol Pablo era un ciudadano romano (ver Hechos 22:25-28; 16:37), nacido en Tarso, es una ciudad de Cilicia en la provincia de Mersin, en la actual Turquía. ¿Pero qué tiene que ver esto con los o el nombre de Pablo? Muchísimo, tal como señala E. Earle Ellis, "los ciudadanos romanos tenían al menos tres nombres: personal (praenomen), clan (nomen), y un nombre familiar o nombres personales adicionales (cognomen)" [1]

El apóstol utiliza regularmente el nombre "Pablo" cuando sale en sus viajes misioneros hacia los gentiles. El nombre "Pablo" viene del latín "Paulus" (griego, παῦλος). La mayoría de los estudiosos creen que "Pablo" es el "cognomento". Sus praenomen y nomen son desconocidos. Pablo también tenía otro nombre, un signum o supernomen, Saul, su nombre hebreo. Lo que Lucas nos está diciendo es que Pablo, "el apóstol de los gentiles" (Romanos 11:13), habiendo comenzado su trabajo misionero al mundo gentil, ahora usará apropiadamente su nombre romano (gentil).

Por lo tanto hay que descartar, aquellas ideas que promueven que Pablo cambió su nombre, o que se trata de un sobrenombre, etc.



[1] The sovereignty of God in salvation, Biblical Essays por E. Earle Ellis


viernes, 7 de julio de 2017

7 pensamientos sobre liderazgo por Albert Mohler

  240 páginas
Publicado por: B&H Español;
ISBN-10: 1462745288
ISBN-13: 978-1462745289

Estoy a pocas páginas de finalizar el nuevo libro de Albert Mohler, titulado "Un lider de convicciones: 25 principios para un liderazgo relevante", en este libro Mohler aborda una gama de principios que nos ayudan a ver el liderazgo de una perspectiva interesante. Personalmente he leído algunos libros sobre liderazgo, y en la gran mayoría se nos habla sobre técnicas y estrategias de influecia, 80/20, o resolución de conflictos.
Sin embargo en este libro, el autor trata con otros asuntos más profundos. Son principios que los lideres cristianos deben desarrollar donde quiera que estén, en la iglesia o en su lugar de trabajo. 

A continuación, comparto algunas de los pensamientos que me han impactado y desafiado. Espero que puedan ser provecho para ti:

"El liderazgo es un riesgo, y aquellos que le temen a los riesgos deben permanecer lo más lejos posible de las responsabilidades del liderazgo."

"Pon a prueba todo lo que lees mirándolo a través de la lente de la verdad bíblica y de tus convicciones."

"El lider cristiano respetará el rol del poder en el liderazgo pero jamás se gloriará en el."

"El lider cristiano que se desconecta de los medios de gracias no puede esperar poseer inteligencia por convicción. Buscarla por cuenta propia es uan receta para una catástrofe."

"La buena noticia es que la credibilidad puede ganarse. La mala noticia es que también puede perderse."

"Las congregaciones y las instituciones cristianas necesitan lideres eficaces que sean autenticos cristianos, cuyo liderazgo fluya de su compromiso cristiano. Donde sea que los lideres cristianos tengan su campo de acción, en la iglesia o en el mundo secular, su liderazgo deberia estar impulsado por una convicción característicamente cristiana."

"No podemos liderar de una manera que sea fiel a Cristo y eficaz para Su pueblo si no estamos profundamente comprometidos con la verdad cristiana."

Puedes obtener más información sobre este libro haciendo clic aquí

lunes, 3 de julio de 2017

3 formas de leer las cartas del Nuevo Testamento (II)


Previamente vimos en que consiste la lectura devocional de las cartas del Nuevo Testamento. Identificamos los peligros y los beneficios de dicho tipo de lectura. En este post, avanzaremos a la segunda forma de como podemos leer las cartas del Nuevo Testamento, veamos:


Leyendo homiléticamente las cartas del Nuevo Testamento.

Es posible que para algunos la palabra homilética resulte extraña, por lo que, se ofrece la siguiente definición:

Homilética (Del gr. homileo, platicar, charlar; i.e. , una conversación familiar). Es esa rama de la teología que tiene que ver con el arte y la ciencia de la predicación cristiana, y que trata con la naturaleza, clasificación, análisis, construcción y composición de un sermón. [1]
Con base a dicho concepto, nos damos cuenta que leer homiléticamente las cartas del N.T., está relacionado a la preparación de sermones y la exposición de los mismos. Cuando leemos de esta manera, buscamos el mensaje de la carta y sus respectivas partes, indicando su relevancia para el oyente y aplicando sus principios para la vida de hoy. 

Richard N. Longenecker, identifica tres principios en este tipo de lectura:
1) cómo capturar la centralidad del mensaje (tanto en sus declaraciones como en su ethos), 
2) cómo traducir y empaquetar ese mensaje de una manera que sea clara y significativa para un público en particular, 
3) cómo aplicar ese mensaje a las vidas de las personas a las que nos dirigimos, solicitando una respuesta de fe y acción. [2]
Es evidente que lo que el lector busca es elaborar un mensaje de su lectura, algo que será expuesto de manera eficiente (considerando las particularidades de los oyentes), con el fin de que los oyentes se encaminen a cierto fin o respuesta. 

Cada predicación, busca esto, que los oyentes respondan no un amén únicamente, sino con acciones según el mensaje expuesto. 

Longenecker, identifica algunos peligros respecto a este tipo de lectura:

"En primer lugar, existe el peligro de imponer sus propias estructuras organizativas a un texto y no permitir que el propio texto exprese su propio mensaje a su manera."
Esto ocurre cuando el predicador impone su criterio homilético sobre el texto, omitiendo de esta forma, el contexto del pasaje seleccionado.
"Un segundo peligro es, la tentación de buscar demasiado rápidamente la relevancia contemporánea en el texto, o de permitir que la relevancia misma sea el único criterio de la verdad, Convirtiendo las Escrituras en sólo un comentario moderno sobre nuestros tiempos."
El predicador y lector de las cartas del N.T., omite la audiencia o lectores originales del texto, de modo que el sentido de lo escrito se pierde en medio de contextualizaciones generales.
"Y por último, el peligro más frecuente es leer la Escritura sólo en términos de lo que puede proclamarse a los demás, sin alimentarse devocionalmente de ese mismo material para su propio alimento espiritual."
La lectura homilética, se acerca al texto  buscando un mensaje para los demás, sin embargo el lector tiende a obviar la necesidad que él mismo tiene que ser edificado y nutrido con las Escrituras en primer lugar.

A pesar de los peligros antes mencionados, la lectura homilética es importante, ya que está totalmente relacionada a la proclamación del mensaje de las Escrituras. Y como apunta Longenecker, si no proclamamos el mensaje de las Escrituras, "el cristiano y la iglesia se estancan, siempre tomando, pero nunca dando. "



¡Comparte!

[1] Tomado de "On Reading a New Testament Letter - Devotionally, Homiletically, Academically - Richard N. Longenecker", (https://biblicalstudies.org.uk/article_reading_longenecker.html)

[2] Ibid

sábado, 1 de julio de 2017

¿Mi mascota tiene alma?

Duby

Recientemente he visto en las redes sociales, algunas frases o comentarios a favor de que los animales tienen almas. Esto al parecer es uno de esos temas, de los cuales se habla cuando cenamos en familia. No es un tema importante, pero no deja de ser serio. Iremos por partes:

a) ¿Qué es el alma?

En el NDBI se encuentra la siguiente definición: "La palabra hebrea nefesh—que es uno de los vocablos traducidos generalmente en castellano por alma—aparece 754 veces en el Antiguo Testamento. Como puede verse en la primera cita bíblica al respecto, significa «lo que tiene vida» (Gn. 2:7), y se aplica tanto al hombre como a los demás seres vivientes (Gn. 1:20, 24, 30; 9:12, 15, 16; Ez. 17:9)." [1]
Esta palabra nefesh, también es traducida como ser viviente o aliento de vida. Sin embargo, nefesh también "significa el centro donde radican los sentimientos, las pasiones, el conocimiento y la voluntad de cada ser humano" [2]

Podemos darnos cuenta que es evidente la diferencia entre el hombre y el animal, cuando hablamos de alma, puesto que los animales no son seres morales, no conocen qué es lo bueno o lo malo, no hay consciencia. Eso nos lleva al siguiente aspecto. 


b) El hombre y los animales

Los animales no poseen algo tan importante, como lo es la imagen de Dios. 

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:26-27)
La imagen de Dios en el hombre, conlleva a dos asuntos:

1. El hombre y la mujer, son seres morales. Esta imagen los convierte en seres que responden a una consciencia, a una revelación general y específica de Dios
2. Los seres humanos, son representantes de Dios en la tierra y por lo tanto deben tener dominio sobre la creación.

Walton comenta: "A lo largo del Antiguo Cercano Oriente, se creía que una imagen contenía la esencia de lo que representa. Esa esencia equipó a la imagen para llevar a cabo su función" [3]

Si obviamos la imagen de Dios en el hombre, es muy posible acercarnos a esas ideas populares de que los animales y los hombres compartimos las mismas emociones y consciencia, eso es totalmente ajeno a las Escrituras. Los animales actúan según el instinto natural, son seres vivientes sujetos a otro tipo de condiciones. En cambio, el hombre que es un ser moral, está sujeto a su consciencia y a la revelación de Dios que es manifestada en la creación y primordialmente en las Escrituras.






[1]Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario biblico ilustrado (p. 41). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
[2] Berzoza Ropero Alfonso, Gran Diccionario Enciclopedico. TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
[3] Walton, H. John, Genesis (ZBCC)

martes, 27 de junio de 2017

¿Cómo programaba Spurgeon su semana?


Actualmente existen diversas aplicaciones para teléfonos móviles que nos permiten establecer nuestra lista de cosas por hacer durante el día o la semana. Las personas quieren hacer muchas cosas y así sentirse productivas, de modo que estas aplicaciones nos ayudan a utilizar nuestro tiempo de manera eficaz.

Seguramente a Charles Spurgeon le hubiesen fascinado estas aplicaciones. Digo esto, en base a un artículo que leí esta semana, les comparto parte del mismo:

En cincuenta y siete años, Charles Spurgeon logró tres vidas de trabajo. Cada semana predicaba de cuatro a diez veces, leía seis libros carnosos, revisaba sermones para su publicación, daba conferencias y edita una revista mensual. En su tiempo libre, escribió unos 150 libros.

Spurgeon dirigía una gran iglesia protestante quizás las más grande del mundo (conocía a los 6.000 miembros por su nombre), dirigió un colegio de teología, dirigió un orfanato y supervisó a sesenta y seis organizaciones benéficas cristianas.

"Ojalá se pudiera decir de nosotros que no desperdiciamos ni una hora de nuestro tiempo, ni una hora del tiempo de otras personas".

Spurgeon también era padre y esposo. Nunca sacrificó a su familia en el altar del ministerio.

Entonces, ¿cómo el Príncipe de los Predicadores programaba su semana? Esto es lo que encontramos en el organizador del diario de Spurgeon (tomado de su autobiografía):

LUNES
Despertar temprano, revisar la transcripción del taquígrafo del sermón de ayer
Escribir / dictar cartas y correspondencia personal
Después del almuerzo, revisión completa del primer borrador del sermón, luego enviar a la impresora
5:30 pm - 7:00 pm, dirigir el servicio de oración en el Tabernáculo
Realizar entrevistas para la membresía en el Tabernáculo
Predicar en un servicio nocturno opcional 

MARTES
Despertar temprano, revisar el segundo borrador del sermón
11:00 am, revisión completa del segundo borrador, luego enviar sermón a la impresora
Escribir / dictar cartas y correspondencia personal
Almuerzo, investigación / escritura de libros, artículos de revistas y otros trabajos literarios
Tarde, cuidado pastoral / asesoramiento en el Tabernáculo
Por la noche, presidir las sociedades del tabernáculo y las organizaciones benéficas

MIÉRCOLES 
Celebrar un muy necesaria Sabbath a mitad de semana 
Pasa tiempo con Susannah, Charles y Thomas
Contemplar en el jardín o leer en el estudio
Relajarse

JUEVES
Despertar temprano, escribir / dictar cartas y correspondencia personal
Empezar a pensar en la selección de un texto de la Escritura para el sermón de la noche
Tarde, escribir / editar libros y otros proyectos literarios
Completar la revisión final del sermón, luego enviar a la impresora para su publicación / distribución
Después de la cena, comenzar la preparación del sermón para el servicio nocturno
6:00 pm - 7:00 pm, predicar el servicio nocturno en la Sala de Conferencias del Tabernáculo

VIERNES
Despertar temprano, preparar una conferencia sobre la predicación para los estudiantes del Colegio de Pastores
3:00 pm - 5:00 pm, conferencia durante dos horas en el Colegio en Temple Street
Después entrevista / mentor de los estudiantes 
7:00 pm, asistir a una reunión de negocios en el Tabernáculo

SÁBADO
Desayuno, luego trabajar con la secretaria en la revisión / edición de libros para su publicación
Resolver con la secretaria cualquier proyecto pendiente de la semana
Por la tarde, entretener a los invitados en el jardín si el tiempo es favorable
6:00 pm, despedir a los invitados después de la cena
10:00 pm-12: 00 am, Preparar el sermón de mañana:

           Seleccionar el texto de la Escritura
           Pedir a mi esposa que lea en voz alta el texto de la Escritura
           Mentalmente dividir el sermón en puntos naturales de ruptura mientras lee
           Escribir divisiones en una media hoja de papel con tinta púrpura

DOMINGO
Despertar temprano, paseo en coche hasta el Tabernáculo (15-20 minutos de viaje)
Llegar 30 minutos antes del servicio
    
Comenzar el servicio de adoración
       Llamado a la adoración / anuncios
       Canto congregacional de nuestro propio himno-libro (solo voces, sin órgano)
       Leer el texto de la Escritura mientras ofrece exposiciones extemporáneas sobre su contexto
       Comenzar a predicar el sermón (43-45 minutos, no mas)
       Beber brebaje de chile-vinagre si la garganta se irrita
       Concluir servicio (no hay llamada al altar, pero "consultas" disponibles)

Por la tarde, recibir a los visitantes en la sacristía del Pastor
Por la tarde, viajar a casa a "Westwood" en Beulah Hill en Norwood
Comenzar la preparación del sermón para el servicio evangelístico de la noche
Predicar el sermón en el Tabernáculo
Viajar a casa y retirarse por la semana

Se dice que, David Livingstone, el misionero de África, preguntó una vez a Spurgeon: "¿Cómo puedes lograr tanto en un día?"
-Usted se olvida, señor Livingstone -replicó Spurgeon-, que estamos trabajando dos. [1]

Posiblemente no todos estamos dedicados al ministerio a tiempo completo tal como Spurgeon, pero sin duda todos estamos llamados a utilizar el tiempo de la mejor manera. Debemos aprovechar cada día para la gloria de Dios, no para trivialidades o situaciones pecaminosas. Usemos cada día para exaltar a Cristo. 

aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.(Efesios 5:16)





[1] Tomado y adaptado de "How Spurgeon Scheduled His Week por Christian George"