sábado, 22 de octubre de 2016

Saduceos y Fariseos ¿quienes eran?


Cuando pensamos en el ministerio de Jesús, vienen a nuestras mentes los relatos de los milagros y las enseñanzas de Jesucristo. Pero por algún motivo, obviamos otro elemento muy importante en nuestra lectura y comprensión de los Evangelios. Dicho elemento, es el contexto socio-religioso. Jesucristo interactúo con otros movimientos religiosos, durante su ministerio, en este breve post veremos dos de esos movimientos ¿quiénes eran  y que creían?

Los saduceos.

Los Evangelios nos muestran que, Jesucristo continuamente se encontraba asediado por estos sectarios.

Entonces vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, (Marcos 12:18)
Los saduceos, eran el partido judío opuesto a los fariseos (Ant. 113:10, 6). Los saduceos eran relativamente poco numerosos, pero eran personas de elevada instrucción y en su mayor parte ricas, influyentes y poseedoras de altas funciones públicas (18:1, 4) [1]

Ellos no quería problemas con Roma, sino vivier en una relativa calma, debido a sus intereses. Por tal razón, Jesús les resultaba molesto y más aún por sus enseñanzas tan escandalosas.

Doctrinalmente los saduceos se limitaban solamente a las doctrinas que ellos creían que se encontraban en el Pentateuco. Por eso, no aceptaban la doctrina de la resurrección de los muertos ni creían en ángeles y espíritus. [2]

Los Fariseos

Jesucristo, tiene múltiples encuentros con los fariseos, siendo ellos los más hostiles en contra del ministerio del Señor.

Y los escribas y los fariseos, viéndole comer con los publicanos y con los pecadores, dijeron a los discípulos: ¿Qué es esto, que él come y bebe con los publicanos y pecadores? (Marcos 2:16) 
Vinieron entonces los Fariseos y comenzaron a discutir con él, pidiéndole señal del cielo, para tentarle. (Marcos 8:11) 
Y se acercaron los Fariseos y le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer.  (Marcos 10:2)

Su hostilidad se debía a que "los fariseos se consideraban a sí mismos como herederos de las tradiciones de Esdras, a quien veían como el fundador del judaísmo, después de Moisés. Aceptaban la llamada “ley oral”, en adición a la Torá, como fundamento de su fe. Creían en la resurrección, y en que Dios daba recompensas en esta vida y en la posterior. [3]

En los días del NT los fariseos formaban el grupo más numeroso de las sectas religioso-políticas. Josefo dice que en el tiempo de Herodes el Grande había 6.000 de ellos.
Generalmente se cree que el partido formal de los fariseos empezó durante el período macabeo. Sus antecedentes, sin embargo, van hasta los días de Nehemías, cuando los judíos regresaron de la cautividad. [4]




[1]Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario bíblico ilustrado (p. 1040). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.

[2]Carro, D., Poe, J. T., Zorzoli, R. O., & Editorial Mundo Hispano (El Paso, T. . (1993–). Comentario bı́blico mundo hispano Mateo (1. ed., p. 21). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

[3]Lockward, A. (1999). En Nuevo diccionario de la Biblia (p. 395). Miami: Editorial Unilit.

[4]Carro, D., Poe, J. T., Zorzoli, R. O., & Editorial Mundo Hispano (El Paso, T. . (1993–). Comentario bı́blico mundo hispano Mateo (1. ed., p. 20). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.