viernes, 10 de marzo de 2017

La fórmula del remitente en las cartas paulinas

Las cartas escritas en el Nuevo Testamento, no son muy diferentes a las que escribimos actualmente. Aunque hoy en día las cartas  ya no son tan populares debido al uso de las redes sociales. Pero hace unas décadas, escribir una carta era un arte y un gozo. 

Cuando escribimos una carta,  hay cierta estructura tradicional que utilizamos: saludo, motivo, despedida. Las cartas del Nuevo Testamento poseen ciertas variantes al respecto. 


Jeffrey A. D. Weima, en su nuevo libro titulado "Paul the Ancient Letter Writer", hace un análisis de la estructura de las cartas paulinas y sus implicaciones en nuestro estudio. Dentro de tal análisis, el autor inicia su obra explicando la fórmula del remitente, o el saludo inicial. 

En su análisis, Weima nos muestra cuatro elementos importantes:

1. El nombre: Pablo
2. Título, el más  usado es "apóstol) pero algunas veces también "siervo"
3. Frase descriptiva, en la cual indica la fuente de su apostolado y servidumbre: Jesucristo.
4. La mención de co-remitentes, por sus nombres y título, típicamente Pablo utiliza el título "hermano".

Dejó a su disposición, la tabla de "la fórmula del remitente en las cartas paulinas" para descargar y analizar con mayor detenimiento. Para descargar haz clic aquí