domingo, 27 de diciembre de 2015

2016: Nuevos proyectos pero el mismo Dios



Hola amigos, es un gusto poder saludarlos, estamos a cinco días de que el 2015 se despida y demos inicio a un nuevo año. En ésta época, es muy frecuente escuchar a muchas personas hablar sobre sus propósitos de año nuevo.

Ciertamente es algo importante iniciar el año con mejores o nuevos propósitos, pero en esa lista no debemos olvidar a Dios como prioridad esencial de todos nuestros asuntos, ya que ¿de qué nos serviría obtener todo el éxito del mundo, si hemos defraudado a Dios? Tal éxito, merece ser llamado condenación.

Los motivo a iniciar cada día y cada año con esta máxima: Vivir para la gloria de Dios.

Personalmente estoy ansioso que el próximo año inicie, ya que si Dios lo permite, tengo 3 proyectos a realizar:

1- Terminar el pequeño libro llamado "Cristianoide: El peligro del cristianismo nominal"

2- Inicio de estudios teológicos en Seminario Bíblico William Carey

3- Promover la lectura y plantar pequeños clubs de lectura presenciales o en línea.

Que Dios me de la gracia necesaria para todos esos proyectos. Oren a favor mío.

Y ¿tú ya pensaste en los nuevos o mejores propósitos para este año? ¿ya tienes en mente algún nuevo proyecto? ¿o mejorar algún proyecto que estás desarrollando?

Ora y piensa en que proyectos puedes iniciar para la gloria de Dios y bendición de otros. Toma una página y al inicio en letras mayusculas escribe: "SI DIOS QUIERE CON LA AYUDA DE DIOS, EL 2016 HARÉ LO SIGUIENTE:"

Recuerda que Dios es el mismo, los años cambian, pero Dios permanece inmutable por siempre. Él estará con nosotros cada día y aún después de la muerte, ésta es la esperanza de todo creyente: Que Dios gobierna sobre todas las cosas, y eso incluye el tiempo.

Ora, planifica, y depende de Dios en todo.

Saludos amigos.