viernes, 22 de julio de 2016

¿Cuándo será el fin del mundo?


A muchísimas personas les interesa saber la respuesta a esta pregunta,  el buscador Google muestra más de 2,270,000 resultados en cuanto a esta pregunta. Millones quieren saber que ocurrirá. Y hay muchos que han intentado responderla.

Algunos ejemplos de personas que intentaron responder a esta pregunta:

Charles Taze Russell,  representante de la secta "Los testigos de Jehová", ellos esperaron la llegada de Cristo y el fin de los «tiempos de los gentiles». Tras el fracaso consideraron que en realidad parousía significaba solo la "presencia" invisible de Cristo descrita en el capítulo 24 del evangelio de Mateo.

Harold Camping, decía que el rapto (y el fin del mundo) tendría lugar el 21 de Mayo de 2011, con Dios llevando a sus elegidos al cielo. Los seguidores de Camping pensaban que aproximadamente el 3 % de la población mundial (210 millones de personas) serían raptados.

Interpretaciones del calendario maya
. Varias predicciones del fin del mundo, incluyendo alineaciones galácticas, una reversión geomagnética, una colisión con el planeta Nibiru, una invasión extraterrestre, el surgimiento de una nueva era, la explosión de una supernova, etc.

Y hay muchos más ejemplos de hombres y organizaciones que respondieron a la gran pregunta: ¿Cuándo será el fin del mundo?

Para vergüenza de ellos, sus predicciones fueron falsas (evidentemente). Nadie en más de 2000 años ha podido dar una respuesta precisa a esta pregunta. Lamentablemente, debido a estas falsas profecías o augurios, muchos se burlan de la fe cristiana.

Pero ¿nos enseña la Biblia algo acerca del fin del mundo?

El apóstol Pedro, inspirado por el Espíritu Santo escribe:
"Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, !cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia."
Las Escrituras nos enseñan, que si habrá una nueva etapa, un nuevo siglo en el cual reinará el Señor. Sin embargo, el mismo Señor se reserva para Sí, el momento en que todo esto ocurrirá. Hay muchas escuelas de interpretación sobre la escatología (el estudio de los eventos futuros): premilenialista, postmilenialista y amileanistas, dentro de ellas hay otras subdivisiones. Y la mayoría de éstas sostienen que el día y la hora nadie lo sabe. Pues esto es lo que nos ha dicho nuestro Señor Jesucristo:
Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. (Mateo 24:36)
¿Habrá un final de las cosas como las conocemos y el inicio de un nuevo siglo (siglo venidero)? Si. Y todo inicia, con la venida del Rey. 

No busquemos fechas, o datos cabalísticos, nada de eso funcionará.  En vez de ello, busquemos a Cristo y vivamos para Su gloria cada día. El apóstol Pablo escribe:
y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera. (1 Tesalonicenses 1:10)
 Esperemos cada día a Jesucristo, quién ciertamente ha de venir.