viernes, 29 de julio de 2016

Una invitación a la soledad virtual



De vez en cuando necesitamos tomarnos un tiempo a solas. Y en esta época de redes sociales y plataformas de todo tipo, parece que estamos ultra-saturados de información, de conversaciones y de cosas por ver o leer.

Publicaciones, fotos, vídeos, artículos, etc. Un mundo lleno de información está a nuestro alcance. El cristianismo no está fuera de esta esfera llamada tecnología, de hecho y gracias a Dios, muchos ministerios que predican la sana doctrina están haciendo uso de estos medios para edificar la Iglesia. Hay muchas buenas predicaciones, buenos contenidos, etc.

Pero...

Necesitamos de vez en cuando un poco de soledad, necesitamos salirnos por lo menos una mañana o una tarde ,un día, una semana o el tiempo que creamos conveniente, de esa esfera virtual, y dedicar un tiempo a caminar o a meditar. Lo necesitamos. 

Quizás tu no has descuidado tu vida de oración y la lectura o el estudio de la Biblia, debido a las redes sociales, sin embargo, necesitamos tomarnos un tiempo lejos del bullicio digital. 

Así que de vez en cuando o muy seguido, deberíamos...
  • Desactivar nuestro plan de datos o wifi en nuestro telefono móvil
  • Guardar la computadora o dispositivo multimedia
  • Alejarnos de la televisión.


Y luego de hacer lo anterior, deberíamos salir a caminar un rato, ir a visitar a un familiar o amigo, tomar un café, o simplemente descansar. Te reto a que puedas dedicar un tiempo a la "soledad virtual". Te hará bien.