lunes, 14 de noviembre de 2016

Meditaciones en el Evangelio según Marcos: Las buenas noticias



Este mes estoy leyendo el Evangelio de Marcos, el cual inicia de la siguiente manera:
Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. (Marcos 1:1 LBLA).
Esta expresión es parte de la introducción que Marcos hace a su escrito. No es una idea simplemente introductoria, es la conclusión a la cual todo lector del evangelio de Marcos ha de llegar: “Jesucristo es el hijo de Dios por lo tanto hay buenas noticias.”

El escritor utiliza dos palabras muy interesantes en la frase antes citada: Principio que viene de la palabra griega “ἀρχή” (archē), y evangelio que viene de la palabra griega “εὐαγγέλιον” (euangelion).

¿Por qué estas dos palabras son interesantes? Veamos a continuación:

La palabra principio (archē) como en Génesis 1:1, muestra a Dios comenzando algo nuevo. Algo que no había sido concebido por ninguna mente. Ningún hombre podía imaginar que Dios enviaría a su Hijo por rescate de los perdidos. Algo nuevo estaba por comenzar en la historia. Las profecías y sombras del Antiguo Testamento finalmente tendrían su cumplimiento y claridad en Jesucristo.

Y la palabra evangelio (euangelion), que viene del término griego euangeliozomai que significa proclamar o informar.

La palabra euangelion, literalmente significa buenas noticias, “era comúnmente usada para reportes de victoria en el campo de batalla. El mensajero quien llevaba el reporte era el repartidor de buenas noticias (euangelion).” [1]

“El tema y el contenido del libro será la buena nueva, es decir el anuncio de la salvación de Dios que cambia la vida de los hombres (Cf. 1:15)” [2]

"En el griego de Homero se usaba el término para señalar al regalo que se le daba con alegría a la persona que traía buenas nuevas. También a las buenas nuevas mismas. La historia del Señor Jesús, que tras su muerte y resurrección ofrece salvación a los pecadores es llamado “el evangelio.”[3]

Cuando leemos el escrito de Marcos, no estamos ante un simple escrito, sino que estamos ante la gran noticia de que Jesucristo, el Hijo de Dios ha venido a rescatarnos, pagando la deuda que teníamos por nuestros pecados.

Para más contenidos puedes seguirme en FB (Haciendo clic aquí)


[1] The gospel according to Mark (Pillar New Testament Commentary)
[2] Comentario al Evangelio de Marcos, Xabier Pikaza
[3]Nuevo diccionario de la Biblia,  Lockward, A. (1999).