jueves, 29 de diciembre de 2016

Este año he perdido...

Estamos a pocos días que el año 2016 llegue a su fin. En esta época muchos hacemos reflexión sobre lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, y de lo que nosotros -con Su ayuda- hemos realizado para Su Reino. 
Algunos revisan si cumplieron con la lista de metas y buenos propósitos que hicieron en Enero, cuando el año estaba por iniciar. Otros posiblemente perciban este año como el peor de sus vidas, posiblemente por una pérdida o una situación incómoda o triste.

Personalmente, podría decir que este es el año en que yo he perdido. Si, perdí muchas cosas. 
Perdí contactos.
Perdí tiempo
Perdí oportunidades
Perdí...

Pero también, ha sido el año en que he ganado. 
Gané nuevos amigos.
Invertí mi tiempo en estudiar para la gloria de Dios.
Aproveche cada día para conocer a Dios y conocer a mi prójimo.
Reí
Lloré
Amé
Oré
Tomé café
Viví

Un año en el cual vi la gracia de Dios,
Su provisión
Su cuidado
Su amor
Su perdón en Cristo Jesús

Por tales razones, al igual que David diré:


Que todo lo que soy alabe al Señor;
con todo el corazón alabaré su santo nombre.
Que todo lo que soy alabe al Señor;
que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.
Él perdona todos mis pecados
y sana todas mis enfermedades.
Me redime de la muerte
y me corona de amor y tiernas misericordias.
Colma mi vida de cosas buenas;
¡mi juventud se renueva como la del águila!
El Señor da rectitud
y hace justicia a los que son tratados injustamente.

FELIZ AÑO NUEVO AMIGOS Y HERMANOS EN CRISTO