sábado, 7 de junio de 2014

De la leche...al alimento sólido.

Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. (Hebreos 5:13-14)
El propósito de la carta a los Hebreos fue advertir a los cristianos hebreos que estaban en peligro constante de volver al judaísmo o por lo menos de darles mucha importancia a las observancias ceremoniales.


En el capitulo 5, en la primera parte de su contenido el escritor nos refiere al oficio y obra del sumo sacerdote (Hebreos 5:1-4), seguidamente describe las características del sacerdocio de Cristo (Hebreos 5:5-10). Concluyendo con una reprensión por la torpeza e inmadurez (Hebreos 5:11-14).

El escritor utiliza la expresión "os habéis hecho tardos para oir", es decir en ellos diligencia para procurar conocer y profundizar en verdades más profundas acerca de Cristo. La expresión originalmente significa: "lentos para entender".

Tanta era su negligencia que tenían "necesidad de leche y no de alimento sólido". No estaban creciendo en el conocimiento de la Palabra de Dios, a pesar del tiempo que tenían de escucharla.

Se estaban volviendo inexpertos (Hebreos 5:13).

"ἄπειρος (apeiros), ον (on): adj.; ≡ Strong 552-LN 28.15 inexperto, que no tiene conocimiento de"- Diccionario Swanson. Es decir, ignorantes en cuanto a la recta doctrina.
Por lo tanto no procuraban alcanzar la madurez espiritual, el alimento sólido, a saber las verdades profundas de la Palabra.

Cuanto nos recuerda la actitud de estos cristianos hebreos, a la de muchos hoy en día que no procuramos profundizar más en la palabra de Dios.

Es un tiempo donde hay muchas herramientas y recursos para poder enriquecer nuestro estudio de la Palabra. Y lamentablemente parece que nos conformamos con la leche y en casos peores, muchos beben de una "leche adulterada" con doctrinas que los llevan a la perdición.

Es necesario gustar de la leche pero es importante avanzar y nutrirnos del alimento sólido. De esas hermosas y profundas verdades que encontramos en la Palabra de Dios.