martes, 15 de julio de 2014

Acerca de la justificación.

                   ¿A quién se le llama justo?
Todo aquel a quien Dios ha declarado inocente de sus pecados solamente en virtud de la justicia de Cristo. A esto se le llama, justificación.

 Consideremos algunos aspectos importante para comprender mucho mejor la justificación:
1.     Está basada en el sacrificio de Cristo en la cruz.
a.     Viajemos al monte Calvario
                                                                          i.      Tres cruces
                                                                        ii.      Jesús, el Salvador clavado en una de ellas.
                                                                      iii.      Sangre corre por su cuerpo.
                                                                     iv.      Corona de espinas.
                                                                       v.      Un letrero en su cruz que dice: Jesús de Nazaret, rey de los judíos
b.     Cristo obtuvo la justificación del pecador por medio de su muerte (Rom. 5:8-9)
                                                                          i.      El pecador necesita la justicia que es en Cristo, ya que las obras o meritos del pecador, son como trapos de inmundicia (Isaías 64:6)
                                                                        ii.      La muerte de Cristo fue un acto perfecto de Justicia.
1.     En la cruz Cristo tomo nuestro lugar, nadie mas podía hacerlo (Isaías 53:5,11)
2.     Las demandas de la santidad de Dios Padre quedaron plenamente satisfechas en Jesucristo.
3.     En aquella cruz el inocente tomo el lugar del culpable. Cristo quien fue santo y justo llevo en nuestro lugar toda la ira por la Ley quebrantada y por toda la iniquidad del hombre.
a.     Eli Eli Lama Sabactani
2.     Es un acto de gracia de Dios.
a.     Nunca seremos justificados por obra alguna.
                                                                          i.      “justificados por su gracia” – Tito 3:7
1.     Gracia: algo inmerecido.
3.     Es un estado de aceptación sobre el cual reposa el creyente ( Rom. 5:2)
a.     Ya no hay congoja, no hay carga.
b.     Tenemos paz
4.     Ser declarados justos en Cristo, es un veredicto que nadie puede contradecir o negar (Rom. 8:33-34)
a.     Es Dios quién nos ha justificado.
b.     Antes estábamos condenados más ahora somos libres.
c.      Todo gracias a Cristo.