miércoles, 10 de diciembre de 2014

Sobre los falsos maestros





En cuanto a los herejes, William Gurnall dice lo siguiente:


"El hereje difunde doctrinas corruptas y pervierte la fe de muchos pero solo es un ministro de Satanás (2 Co. 11:15), el cual le llama, le paga y le enseña sus artimañas.

Cuando ves a alguien que lucha ferozmente contra las verdades del Evangelio o los siervos de Cristo, tenle compasión como al más miserable de la tierra. No temas su poder ni admires sus talentos"

Al leer este párrafo escrito por el puritano Gurnall, he extraído cuatro ideas acerca de los falsos maestros y sus enseñanzas:

1- Las doctrinas corruptas han sido y serán abrazadas por muchos a pesar del daño y dolor que causan, esto debido a la "comezón de oir" nuevas revelaciones y filosofías huecas.

2- La herejía es un aspecto predominante en la enseñanza de los falsos maestros.

3- Los falsos maestros deberían ser vistos como los hombres más miserables de la tierra. "Ciegos, guías de ciegos".

4- No debemos considerar sus enseñanzas y hechos como algo digno de admirar o imitar. Esto incluye las más pequeñas cosas.


Por lo tanto debemos examinar a la luz de las Escrituras cada enseñanza que recibimos e impartimos teniendo en cuenta que toda herejía nace de una interpretación equivocada de las Escrituras.