domingo, 29 de noviembre de 2015

¿Haces buen uso de tu tiempo?



Más de alguna vez, dije lo que muchos han dicho y seguirán diciendo en sus vidas: “No tengo suficiente tiempo”. ¿Lo has dicho recientemente?

Pero ¿será esa la realidad? El día tiene 24 horas, de las cuales de 6 a 8 las pasamos durmiendo, eso nos deja con unas 15 horas aproximadamente para hacer todo lo que debemos.

El apóstol Pablo escribió lo siguiente Efesios 5:16

"aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos"

Aprovechar el tiempo, es saber que este día, esta hora, este minuto, serán únicos. Que no volverán, que no podré redimirlos de ninguna manera, por eso tengo que vivirlos sabiamente, aprovechándolos al máximo.

El mito de “no tener tiempo” es falso, simplemente es que le dedicamos mucho tiempo a cosas que no son importantes. Usamos más tiempo frente a la computadora, al televisor, o simplemente nos dedicamos a la ociosidad. ¡Cuánto tiempo mal gastado!

Con la ayuda de Dios, he empezado a tratar de hacer un buen uso de mi tiempo. Creo que tú también puedes hacerlo. He aquí algunas cosas que puedes intentar.

1. Habla con Dios a menudo.

2. Irte a la cama más temprano y levantarte más temprano: Usa la alarma, usa algún recordatorio de que tienes que ir a dormir temprano para levantarte temprano.

3. Lee una porción o un versículo bíblico y ora al despertar: Como cristianos, no hay mejor manera que empezar el día que leyendo la palabra de Dios y hablando con Él. No es necesario hacer una exegesis y llenar tu mesa o escritorio con una gran cantidad de libros. Solo lee un versículo, y medita sobre él, y habla con Dios.

4. Siempre lleva un libro contigo: Para que puedas leerlo en el autobús, mientras esperas en alguna fila o en tus tiempos libres. Pero, debes tener cuidado que tipo de libro leerás, escoge algo que te edifique, que te desafíe, que bendiga tu vida.

5. Prioriza. Haz lo más importante primero. Aquello que producirá frutos.


Intenta hacer buen uso de tu tiempo.