domingo, 1 de mayo de 2016

¿Deísta o Teísta?



Dar respuesta a esta pregunta es importante, ya que nos ayuda a definir nuestra posición respecto a la soberanía de Dios. Para tal efecto consideremos las definiciones de deísmo y teísmo.

Deísmo:


Según el deísmo "el cuidado de Dios para el mundo no es universal, ni especial, ni perpetuo, sino únicamente de naturaleza general. Cuando Dios creó a todas su criaturas les impartió ciertas propiedades inalienables, las colocó bajo leyes invariables y las dejó que se ocuparan en labrar su destino por medio de sus poderes propios inherentes [...] Según esta filosofía "el mundo es simplemente una máquina que Dios ha puesto en movimiento" (Berkhof Louis, Teología Sistemática)

Teísmo:


El teísmo afirma que Dios continuamente sustenta al mundo que él ha creado. Las Escrituras nos enseñan por ejemplo que:
- Dios controla el universo (Sal. 103:19; Dan. 5:35)
- Dios controla el nacimiento del hombre y su parte en la vida (Sal. 139:16; Isa. 45:5)

A continuación un gráfico que nos ayudará a comprender mejor las definiciones respectivas.

Tomado de Chance and the Sovereignty of God, Vern S. Poythress 


Con los antes expuesto posiblemente habrás notado que todo cristiano bíblico debe ser teísta. Reconociendo de esa forma, el control y cuidado que Dios tiene sobre la creación.

Los agnósticos y otros sectarios dicen: "Dios quizá existe pero se ha ido"
Los cristianos decimos: "Dios existe y está aquí"