lunes, 8 de mayo de 2017

"Por trece razones": Jóvenes y el suicidio


Esta semana que pasó terminé de leer el libro "Por trece razones" escrito por Jay Asher. En Netflix se está transmitiendo la serie basada en el libro (seguramente con algunos cambios). Pero debido a que no poseeo Netflix ni el tiempo para ver la serie, decidí leer el libro y ver de que se trata, pero sobre todo quería saber que pensamientos está transmitiendo este libro.

La novela, es la narración de una cadena de eventos ocurridos a una joven llamada Hannah Baeker, dichos eventos son narrados por la joven a través de unas cintas que llegan a manos de Clay Jensen, quien fue un compañero de clase de Hannah. Los eventos, -que son 13-, fueron las razones por las cuales Hannah Baeker decide suicidarse.

Los eventos descritos en esta novela, pueden ser situaciones que muchos jóvenes están enfrentando y en cierto modo, este libro está mostrando el suicidio como una decisión necesaria y reconfortante. Ese es el peligro.

Suicidio: La forma de escapar

"Por 13 razones" no es la primera novela o escrito ficticio que hace ver el suicidio como una opción ante las presiones de la vida. Y por ello, los cristianos debemos tener cuidado con las ideas que estas series promueven. El suicidio ante los ojos de Dios, nunca ha sido una opción considerablemente piadosa. 

Los padres deben cumplir su rol.

Ante esta ola de pensamientos y juegos que buscan alejar  los jóvenes de Dios y de la misma vida, los padres no deben tener un rol pasivo y dejar que Internet y los dispositivos móviles sean los tutores de sus hijos. De ningún modo. 
Los padres tienen -deben- conocer a sus hijos, acercarse a ellos con sabiduría, amor y con la guía de Dios. 
No dejen padres, que sus hijos sean atrapado por este tipo de pensamientos corrosivos. Si bien es cierto, que conocer la cultura de nuestros jóvenes es complejo, Dios puede darnos sabiduría mediante la lectura de Su Palabra, la oración. De ese modo, podrán acercarse a sus hijos con entendimiento.

Jóvenes, sean fuertes.

Joven o señorita, no se que clase de problemas estés pasando en tu vida, posiblemente sean similares a los descritos en esta obra de ficción, o quizás sean peores. Pero sé fuerte, busca a Dios, busca una iglesia en la cual te hablen todo el consejo de la Palabra de Dios, busca consejería con cristianos maduros. 
El suicidio, aparentemente es una buena respuesta a la crisis, sin embargo las consecuencias eternas caerán únicamente sobre ti. El dolor que causarás sobre aquellos que te han ofendido o dañado, no será equitativo.
Hay esperanza para ti.

Jóvenes cristianos, cuidado.

Si vas a ver esta serie o libro, hazlo con entendimiento y madurez, sabiendo que lo que es presentado en esta novela, pueden ser nocivos si son considerados como "normales" o "naturales". Ten cuidado de ti mismo. Nosotros por la gracia de Dios hemos conocido el Evangelio, en el cuál se nos ha revelado que Cristo vino a morir por nosotros para salvarnos y restaurar nuestra relación con Dios.


Son tiempos difíciles, y los líderes -servidores- cristianos no podemos cerrar los ojos a lo que está ocurriendo alrededor. Es tiempo de conocer la cultura de nuestro jóvenes y hablarles el Evangelio con el poder de Dios.