lunes, 12 de junio de 2017

Ansiedad: ¿La pandemia del 2020?



Esta mañana revisaba los nuevos títulos que serán publicados en los próximos meses por algunas editoriales. Llamó mi atención, el hecho de que el tema de la ansiedad es abordado en varios de estos libros que serán publicados. 
¿Por qué el tema de la ansiedad se ha vuelto un tema popular? Antes de responder a esta pregunta, es necesario tener algunos asuntos en mente, veamos:

¿Que es la ansiedad?

La ansiedad puede definirse como una anticipación de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento de disforia (desagradable) y/o de síntomas somáticos de tensión. El objetivo del daño anticipado puede ser interno o externo. Es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona que adopte las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza. 
Los trastornos de ansiedad como tal son un grupo de enfermedades caracterizadas por la presencia de preocupación, miedo o temor excesivo, tensión o activación que provoca un malestar notable o un deterioro clínicamente significativo de la actividad del individuo.

Las causas de los trastornos de ansiedad no son totalmente conocidas, pero están implicados tanto factores biológicos como ambientales y psico-sociales [1]

La Organización Mundial de la Salud, catalogó a la ansiedad como un trastorno mental, según fue publicado en el "Pan de acción sobre salud mental (2013-2020)". La OMS en dicho plan, plantea la posibilidad de que si no se toman medidas sobre estos trastornos mentales, para el año 2020 aumentarán los casos de demencia, esquizofrenia, y otro tipo de enfermedades.

La ansiedad y los cristianos

Con esta breve definición en mente, llegamos a otro asunto: ¿los cristianos padecen de ansiedad? La experiencia y la realidad nos dicen que si.
Han existido casos, en los cuales la ansiedad ha jugado un papel antagónico en la vida de los creyentes. Esto podría deberse a la lucha contra el pecado, como también a este mundo lleno de violencia o caos, etc.  El pueblo de Dios ha conocido la ansiedad desde tiempos antiguos. Pero así como han conocido la ansiedad, también han conocido al Dios que les libra de la ansiedad.

¿Por qué el tema de la ansiedad es tan popular? 

Porque se ha convertido en el pan diario de las personas. Estrés, depresión, etc., han sido otros nombres que se le han asignado a la ansiedad. Los centros de recreación, "spas", y otros lugares de relajación aparecen por todos lados. Las personas están buscando un lugar, una situación que los haga sentir seguros y tranquilos. Y esta es la diferencia entre el mundo y el pueblo de Dios, nosotros tenemos al Dios de paz.

El Dios de paz que nos da paz

Los cristianos podemos sufrir ansiedad, pero tenemos a Dios que nos da paz. No se trata de una paz superficial o temporal, sino todo lo contrario, se trata de paz profunda y completa. En nuestros peores momentos, podemos acercarnos a Él y presentar todo lo que sentimos. Sabiendo que Él tiene cuidado de nosotros. El mundo ofrece placeres, relajación y tantas cosas, pero tales cosas únicamente empeoran más la ansiedad. Por otro lado, Dios se ofrece a nosotros en Cristo Jesús, para darnos salvación y eso incluye paz.

La mayoría de libros que serán publicados próximamente tocan la ansiedad desde una perspectiva bíblica. Y eso es lo que necesitamos, afrontar cualquier situación desde la perspectiva de Dios.  Si estás pasando por una etapa de ansiedad, te recomiendo leer el libro de Job y la carta a los Filipenses, serás edificado y consolado.