sábado, 22 de julio de 2017

El evangelio mundano


El Evangelio de la Prosperidad es un movimiento teológico conservador de rápido crecimiento, frecuentemente asociado con el pentecostalismo, el evangelicalismo y el cristianismo carismático que enfatiza la capacidad de los creyentes para trascender la pobreza y / o la enfermedad a través de la devoción y la confesión positiva.

La confesión positiva incluye declarar (decretar), visualizar, apropiarse de..., dichos elementos son muy populares no sólo en la teología de la prosperidad. El movimiento "New Age", influenciado por diversas escuelas espirituales orientales, también utiliza la confesión positiva. Posiblemente estos maestros del evangelio de la prosperidad, fueron influenciados por este movimiento. Actualmente el evangelio de la prosperidad tiene muchos seguidores.

Un sondeo realizado en los EE.UU. en 2006 entre cristianos, produjo las siguientes estadísticas:
"El 17% de los cristianos encuestados dijeron que se consideraban parte de ese movimiento, mientras que un 61% creía que Dios quería que la gente fuera próspera. Y el 31%, un porcentaje mucho mayor que el de los pentecostales en Estados Unidos, acordó que si entregas tu dinero a Dios, Dios te bendecirá con más dinero "(Time, 10 de septiembre de 2006).
La popularidad de este movimiento radica en que acercan a Dios a las personas, de una manera poco convencional y para nada bíblica. El slogan, de este evangelio bien podría ser: "Dios quiere que seas rico, sano y feliz, y hará todo lo posible para cumplir ese propósito"

Como bien señala David Jones, el evangelio de la prosperidad es tan atractivo ya "que satisface los deseos del corazón humano caído. Promete mucho, pero requiere poco. Se adapta a la carne."[1]

El evangelio de la prosperidad es mundano. 

Si, se que parece una expresión tajante, pero no es inapropiada. Éste evangelio, lo único que promueve es un acercamiento a las cosas de este mundo, a la satisfacción personal. Y lo único que se debe hacer es darle dinero a Dios, declarar, visualizar, etc. 
Los maestros de la prosperidad, hacen de Dios, una caricatura servil. Una caricatura, que lo único que desea es cumplir nuestros deseos y sueños porque está tan enamorado de nosotros. 


Razones para llamar mundano al evangelio de la prosperidad

  • Enseñan con denuedo únicamente a cómo llegar de aquí (falta de riqueza material, problemas, enfermedad) a allá (una abundancia de riqueza material, soluciones, cuerpos sanos). 
  • El evangelio de la prosperidad enseña que si usted hace X, Y, y Z (uno de ellos suele implicar el envío de dinero a un tele-evangelista) entonces obtendrá más a cambio (un concepto que llaman "siembra"). Este paradigma muestra el favor de Dios como algo que usted hace, en vez de algo que usted recibe libremente por la gracia de Dios solamente.
  • Promueve uno de los pecados mayormente condenados en las Escrituras: la codicia. 
  • El evangelio de la prosperidad pervierte el propósito de Dios en la bendición material. Tener y tener más, se convierte en el único fin de la vida cristiana. Declarar abundancia y super-abundancia es la teología central del evangelio de la prosperidad.

Por lo antes expuesto, podemos decir con certeza: El evangelio de la prosperidad es mundano.




[1] The prosperity gospel in my own heart, David Jones (https://www.9marks.org/article/journalprosperity-gospel-my-own-heart/)