domingo, 16 de julio de 2017

¿Pablo o Saulo?: Identificando al apóstol


Cuando leemos el Nuevo Testamento, especialmente las cartas del apóstol Pablo y el libro de los Hechos, nos encontramos con un detalle muy interesante. 

Hasta el capítulo 13:9 de Hechos, Pablo es llamado Saulo. ¿Por qué ocurrió ese cambio? Algunos se han atrevido a decir que se trata de un sobrenombre o un cambio de nombre, pero en realidad el asunto no es tan simple. 

De acuerdo a las Escrituras, el apóstol Pablo era un ciudadano romano (ver Hechos 22:25-28; 16:37), nacido en Tarso, es una ciudad de Cilicia en la provincia de Mersin, en la actual Turquía. ¿Pero qué tiene que ver esto con los o el nombre de Pablo? Muchísimo, tal como señala E. Earle Ellis, "los ciudadanos romanos tenían al menos tres nombres: personal (praenomen), clan (nomen), y un nombre familiar o nombres personales adicionales (cognomen)" [1]

El apóstol utiliza regularmente el nombre "Pablo" cuando sale en sus viajes misioneros hacia los gentiles. El nombre "Pablo" viene del latín "Paulus" (griego, παῦλος). La mayoría de los estudiosos creen que "Pablo" es el "cognomento". Sus praenomen y nomen son desconocidos. Pablo también tenía otro nombre, un signum o supernomen, Saul, su nombre hebreo. Lo que Lucas nos está diciendo es que Pablo, "el apóstol de los gentiles" (Romanos 11:13), habiendo comenzado su trabajo misionero al mundo gentil, ahora usará apropiadamente su nombre romano (gentil).

Por lo tanto hay que descartar, aquellas ideas que promueven que Pablo cambió su nombre, o que se trata de un sobrenombre, etc.



[1] The sovereignty of God in salvation, Biblical Essays por E. Earle Ellis