lunes, 27 de abril de 2015

El ABC de la elección incondicional.


He aquí algunos principios bíblicos y fundamentales en cuanto a la doctrina de la elección incondicional:

A. Es por gracia: Nuestra elección no se basa en ninguna obra que hayamos realizado o que pudiésemos realizar. Dios no vio nada bueno o aceptable para que nos escogiera.

pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con el Mesías (por gracia habéis sido salvados) (Efesios 2:4-5)

B. Es en Cristo: No hay otro, solamente en Cristo somos reconciliados y justificados. 

No me elegisteis vosotros a mí, sino que Yo os elegí y os puse para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca, para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé. (Juan 15:16)

C. Hemos sido escogidos en Cristo para servirle:

Pero vosotros sois linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo por posesión, para que proclaméis las proezas del que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. ( 1 Pedro 2:9)