miércoles, 28 de septiembre de 2016

¿Qué es el semipelagianismo?


Hace unos días, conocimos un poco sobre Pelagio y su doctrina. Si no has leído el post, puedes hacer clic aquí 

¿Has escuchado o leído sobre el semipelagianismo? Imagino que si. Aunque no es conocido por su nombre, el semipelagianismo es una corriente teológica muy popular en nuestros días. 

¿Qué es el semipelagianismo?


Ciertamente esta doctrina parte del postulado hecho por Pelagio. Esta perspectiva teológica, ha sido aceptada por muchos durante la historia, por ejemplo los Remonstrantes, los Moravos, los Supernaturalista y muchos otros teólogos modernos.

Todos ellos están de acuerdo en que la caída de Adán tuvo consecuencias para sus descendientes, porque ellos estaba físicamente conectados con él. Pero también afirman que "el estado moral que entró en vigor en la raza humana como resultado de la transgresión de Adán no es uno de pecado y culpa, sino de debilidad, carencia y enfermedad." [1]

Para el semipelagianismo, la caída no fue tan profunda sino que permitió que el hombre conservarse un poco de su voluntad para cooperar en su salvación. 

Siendo más claro, vemos que "los semipelagianos enseñan que el hombre retiene una medida de libertad con la cual puede cooperar con la gracia de Dios. La voluntad del hombre ha sido debilitada y su naturaleza afectada por la Caída, pero él no es totalmente depravado. En la regeneración el hombre escoge a Dios, quien entonces agrega Su gracia. La doctrina del pecado sostenida por la Iglesia Católica Romana es semipelagiana." [2]

Esta corriente teológica, pretendía ser el punto de equilibrio entre el agustinianismo y el pelagianismo. Pero como dice Bavinck: "La perspectiva semipelagiana del pecado original, sin embargo, es, básicamente, no mucho mejor que la de Pelagio y está abierta a las mismas objeciones" [3] 

En un próximo post, veremos con el semipelagianismo afectó a nuestra perspectiva sobre el Evangelio.



[1] Bavinck H., Reformed Dogmatics: Sin and Salvation in Christ 
[2]Ryrie, C. C., Teologı́a básica.
[3] Bavinck, Idem