domingo, 24 de abril de 2016

El calvinismo distorsionado: reconocimiento y severidad destructiva

He notado cierta tendencia en las redes sociales, una tendencia que me resulta aburrida y en cierto modo cansada de ver o leer. Me había abstenido de comentar, pero creo que hoy es el día.

Por sí ustedes no lo sabían mis estimados visitantes, este es un blog fundamentado en las Escrituras y con orientación calvinista en el sentido soteriológico, es decir, que considero el T.U.L.I.P como un sistema doctrinal sano y bíblico. Así mismo, abrazo las cinco solas. 

Si quieres saber más de lo que he mencionado y ampliar tu conocimiento, te invito a leer los siguientes posts:





Si visitaste los enlaces, habrás visto que las doctrinas de la gracia son ricas en contenido bíblico. Otros aspectos litúrgicos, culturales o de gobierno en la visión calvinista, son respetados en este blog pero no expuestos.


Pero de lo que quiero hablarte hoy, es sobre una tendencia oscura y dañina de muchos que se llaman a sí mismos calvinistas. Los encuentras en las redes sociales, personalmente los he encontrado en Facebook.

¿Cuál es esa tendencia oscura y dañina a la que hago referencia? Pues es a esa conducta poco piadosa por muchos llamados calvinistas:

- Severidad extrema y meticulosa: Estos calvinistas no pueden explicar a otra persona un texto o asunto biblico sin recurrir al sarcasmo, a los señalamientos, a la burla, a las falacias ad hominen, a ridiculizar, etc. Su severidad -que ellos llaman celo- apaga la piedad. Ciertamente el Señor fue severo con sus adversarios, pero en todo ello mostró ser directo e íntegro.  No ves por ahí al Señor haciendo uso de cosas como el sarcasmo destructivo o ridiculizar. No, él va directamente al asunto. 

- Juegos de reconocimiento: Oh si!, estos calvinistas quieren ser reconocidos como los mejores, los más celosos, los más conocedores de crítica textual, los más piadosos, los mejores creadores de contenido, blogs y frases. No puedes cuestionarlos, no puedes preguntar sobre sus enseñanzas, ni siquiera puedes tener tu propia opinión (ni tu propio blog). Solamente ellos y su círculo deben ser reconocidos como los pioneros del conocimiento reformado y en última instancia las fuentes más confiables.

Así como hay calvinistas del estilo antes mencionado, hay calvinistas que intentamos llevar una vida de piedad y llenar nuestra vida con el conocimiento de la palabra del Señor.

No se si ustedes estimados lectores tengan conocimiento de las doctrinas de la gracia, o qué percepción tienen de las mismas. Sin embargo, debo decirles que estas doctrinas no nos conducen a Calvino sino a la palabra de Dios y a ver la gloria y soberanía de Dios en la salvación y redención de la creación.

El objetivo de este blog, es promover la sana doctrina que nos lleve a vivir de manera que glorifiquemos a Dios y nos gocemos en Él. 

Dios les bendiga.